domingo, 19 de septiembre de 2010

Presidir G 77 más China, el logro diplomático del año

La presidenta viaja el miércoles a Nueva York donde desarrollará una agenda que incluye el tradicional discurso como jefa de Estado ante la 65ta Asamblea General de Naciones Unidas. Se reunirá con empresarios y participará del encuentro donde Argentina será elegida para liderar el grupo de los 77.

La elección de Argentina para liderar el Grupo de los 77, que nuclea a los países en vía de desarrollo dentro del organismo, fue la que llevó a cambiar la fecha del arribo de Cristina Fernández de Kirchner a Estados Unidos, según lo explicó días atrás el canciller Héctor Timerman, cuando anunció que nuestro país presidirá por primera vez "el mayor foro de coordinación de los países en desarrollo de la ONU" a partir del enero de 2011.

Así, la presidenta viaja el miércoles próximo a Nueva York para, además de desarrollar una agenda que incluirá el tradicional discurso como jefa de Estado ante la 65ta Asamblea General de Naciones Unidas y una reunión con empresarios, participar del encuentro donde Argentina recibirá la distinción.

Considerado por la Presidenta como "un gran honor para la Argentina" y definido por el jefe de la diplomacia como "el logro más grande de este año" en política exterior, el liderazgo argentino en el G-77 + China -como se lo denomina comúnmente- se formalizará el 28 de este mes, durante una votación a la cual asistirá la primera mandataria.

Timerman, quien formará parte de la delegación, partió ayer rumbo a EE.UU. y asistirá a la reunión anual de ministros de Relaciones Exteriores del G 77, donde se oficializará la presidencia argentina de este organismo que nuclea en la actualidad a 132 países (más de los dos tercios de los miembros de las Naciones Unidas) y lo integran la totalidad de las naciones en desarrollo y China, que adhirió a él en la década del 90.

La candidatura de la Argentina para presidir el G77 se produce en un momento clave de la agenda económica internacional. En particular respecto de las diferencias que aún subsisten entre países desarrollados y en vías de desarrollo en materia del manejo del comercio y de las finanzas internacionales.

La jefa de Estado, acompañada por el ex presidente y titular de la Unasur, Néstor Kirchner; y el resto de la comitiva, llegan el jueves a Nueva York y de inmediato dará inicio a su actividad con un almuerzo con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

El viernes, en tanto, Cristina será la primera oradora en la segunda jornada de exposiciones de la inauguración de la 65 Asamblea General de Naciones Unidas, que comenzará el día anterior, donde está previsto que hable alrededor de las 11 de la mañana.

Si bien el contenido del discurso de la Presidenta se conocerá en el mismo momento en que lo pronuncie, el embajador argentino ante la ONU, Jorge Argüello, adelantó que incluirá un renovado reclamo por la soberanía de las islas Malvinas y un nuevo exhorto para la necesaria reformulación de los organismos internacionales.

También, aunque no fue oficializado, se espera que Cristina reitere su pedido a Irán para que colabore con la investigación del atentado a la AMIA, ya que, como en oportunidades anteriores, una delegación de la comunidad judía la acompañará en su visita.

Para esta ocasión ya confirmaron su presencia el presidente de la DAIA, Aldo Donzis; y Sergio Burstein, en representación de los familiares de víctimas del ataque; mientras que el titular de la AMIA, Guillermo Borger, se excusó ya que la actividad en Nueva York coincidirá con la celebración de una festividad religiosa.

En el marco de su visita oficial, que se extenderá hasta el martes 28, también se prevé que Cristina mantenga una reunión con un grupo de empresarios en el Hotel Four Season.

La visita de la Presidenta a Estados Unidos tendrá su punto más importante en su último día, cuando se votará la elección de Argentina para estar al frente del G-77 más China.

En el marco de ese paso formal, en el que por primera vez nuestro país, que también integra el G-20, pasará a ser líder de ese foro internacional, la jefa de Estado hablará ante sus pares.

Una vez asumida la presidencia a principios de 2011, el trabajo argentino, que conducirá el embajador Argüello, estará centrado en lograr un mayor equilibrio en el sistema financiero internacional.

Además, según se adelantó, las tareas apuntarán a que prevalezcan políticas orientadas a promover mayor equidad, mejor distribución de la riqueza y promoción del trabajo decente, entre otras cuestiones.
http://www.prensa.argentina.ar/2010/09/19/11986-presidir-g-77-mas-china-el-logro-diplomatico-del-ano.php

No hay comentarios: