sábado, 18 de septiembre de 2010

Investigadores Argentinos y Canadienses diseñan un aerogenerador especial para la Antártida

El prototipo, que producirá energía eléctrica a partir del viento, permitirá reducir la contaminación y soportará condiciones climáticas adversas



Se trata de un trabajo conjunto con Canadá y se instalará en la base argentina Jubany.

La Antártida es para muchos de los científicos que la estudian un enorme laboratorio natural, aun poco conocido dado su aislamiento. Para cuidar semejante “tesoro” se busca crear nuevos dispositivos que reduzcan el impacto de la presencia del ser humano. Con este objetivo, la Dirección Nacional del Antártico (DNA) presentó un prototipo de aerogenerador, único en su tipo, para la producción de energía a partir del viento y la reducción del uso de combustibles fósiles (ver gráfico). Lo hizo durante la última reunión general del Consejo de Administradores de Programas Antárticos Nacionales realizada días atrás en Buenos Aires.

El proyecto forma parte de un trabajo conjunto entre la DNA y la Universidad de Quebec (Canadá) y estará listo para instalar en la base argentina Jubany en marzo de 2011.

Novedad
Debido a que el aerogenerador deberá soportar las condiciones extremas de la Antártida, posee características especiales para adaptarse a ese medio. “Tiene una altura menor que las torres que se usan habitualmente y la posibilidad de bajarse a partir de un sistema rebatible, ya que el principal problema que hay en la Antártida es el exceso de viento”, explicó Mariano Mémoli, director de la DNA.

El estudio para su instalación también incluye el análisis del terreno, ya que el tipo de suelo llamado permafrost está congelado y puede derretirse si la construcción es inadecuada. “Además, la turbina tiene un mecanismo que evita que las bajas temperaturas congelen los bujes y los elementos que rotan, para que puedan funcionar siempre. En el Artico hubo equipos que se congelaron totalmente”, explicó Mémoli.

Con la producción de electricidad a partir de energía eólica se resolverán dos problemas: se reducirá la contaminación y el costo de combustible (el precio del gasoil puede ser cuatro veces mayor en la Antártida).

La electricidad que generará el dispositivo se usará para las distintas necesidades de la base, como calefacción, cocción y funcionamiento del equipo científico. También permitirá obtener oxígeno por electrólisis, proceso que separa con electricidad los átomos de hidrógeno y oxígeno que forman la molécula del agua. El oxígeno se almacenará comprimido y se inyectará al motor del generador eléctrico junto con el combustible fósil, lo que optimizará la combustión y con ello el ahorro de gasoil cuando hay poco o demasiado viento.

Bélgica y EE.UU. están trabajando con modelos similares, pero este aerogenerador es único ya que surge de un estudio específico de las necesidades eléctricas de la base Jubany, el suelo y los vientos.

El costo del prototipo ronda los 560 mil dólares, pero “si se sigue produciendo, costará menos de la tercera parte”, dijo Mémoli. Esperan poder instalar unas veinte turbinas, aunque aún faltan más estudios.

Investigar en el Artico
En el marco de la Reunión del Comité Científico de Investigaciones Antárticas se firmó un acuerdo entre la Dirección Nacional del Antártico y la Comisión Polar Canadiense para el intercambio y el trabajo conjunto de científicos argentinos en el Artico y de los canadienses en la Antártida.

Según Sergio Marenssi, director del Instituto Antártico Argentino, el convenio permitirá encarar el estudio de la llamada ciencia bipolar. “En las áreas polares, tanto del Norte como del Sur ocurren fenómenos similares o distintos pero que tienen una teleconexión, ya que los polos son centros importantes de fenómenos que después repercuten en el planeta”, agregó Marenssi.

Por Cecilia Farre

PERFIL

http://www.nuestromar.org/noticias/antartida/07_09_2010/32717_disenan_un_aerogenerador_especial

No hay comentarios: