sábado, 18 de septiembre de 2010

La matrícula educativa creció en las cárceles casi un 300 por ciento

El ministro de Justicia, Julio Alak, anunció que la matriculación creció en las cárceles casi un 300 por ciento. Lo dijo tras firmar un convenio con su par de Educación, Alberto Sileoni. “Queremos ofrecerles más y mejores oportunidades de reinserción”, subrayó
La matrícula educativa en los establecimientos dependientes del Servicio Penitenciario Federal (SPF) creció 275 por ciento en la última década, en tanto que en la actualidad el 60 por ciento de los detenidos en esas instituciones se encuentra cursando algún tipo de estudio, aseguró el ministro de Justicia, Julio Alak.

El funcionario estuvo ayer en el Complejo Penitenciario Federal 1 de Ezeiza, donde firmó con su par de Educación, Alberto Sileoni, un convenio para extender las propuestas educativas en los penales.

Alak señaló que “la educación es un pilar central para que las personas privadas de su libertad tengan, al egresar del sistema penitenciario, más y mejores oportunidades de reinsertarse en la sociedad”, y que, por eso, se trata de “una de las políticas fundamentales en materia de seguridad para reducir la reincidencia”.

En el acto, realizado en el gimnasio del complejo ante la presencia de docentes y alumnos, el ministro destacó “la decisión del gobierno nacional de garantizar igualdad de derechos y oportunidades para todos los argentinos”, y calificó de “notable” el crecimiento del número de detenidos que cursan estudios intramuros.

La cantidad de presos que estudian dentro de los penales aumentó de 1593, al comenzar la década, a 5969 en junio de este año, lo que representa un incremento del orden del 275 por ciento. “Hoy, el 60 por ciento de la población carcelaria del sistema federal está cursando algún tipo de estudio”, precisó Alak.

El funcionario les pidió a los internos presentes en el acto que “impulsen a sus compañeros a estudiar, porque, como alguien dijo muy sabiamente, no es grande el que nunca cayó, sino el que tuvo la fuerza para levantarse”. Y subrayó la importancia de “aplicar políticas activas para garantizar la reinserción familiar y social de los condenados, a partir de valores comunitarios como el empleo, la educación y la capacitación laboral”.

En ese sentido, Alak informó que al 31 de diciembre de 2006 eran 3260 los internos afectados a actividades laborales, en tanto que tres años exactos más tarde ese número trepó a 4472.

En la actualidad, 4933 detenidos trabajan, de los cuales 2931 son condenados, lo que representa, aproximadamente, el 70 por ciento de los internos con sentencia firme.

Por su parte, Sileoni instó a los alumnos presentes a “pensar en un futuro distinto, porque el pasado de una persona no puede ser su destino”.

El funcionario aseguró que desde la sanción, en 2006, de la Ley de Educación Nacional, la matrícula escolar en los establecimientos carcelarios del país creció un 98,9 por ciento, en tanto que el aumento acumulado de ese indicador desde 2003 fue del 169 por ciento.

Luego de resaltar que “en la actualidad la educación es un derecho humano indiscutible”, Sileoni se manifestó conforme porque “la sociedad argentina entendió que ésta es una cuestión que nos compete y nos compromete a todos”.

El acuerdo alcanzado permitirá garantizar el derecho a la educación de los internos, sin importar su condición de detención, con ofertas de nivel primario y secundario, de formación para el trabajo y de otras modalidades del sistema educativo, cumpliendo con lo establecido por Ley de Educación Nacional.

La cartera educativa será la encargada de proveer el equipamiento y los equipos de docentes, así como de las instancias de capacitación a directivos y educadores, necesarios para llevar adelante las distintas ofertas de educación en los contextos de encierro, en tanto que el ministerio de Justicia será responsable de los gastos de infraestructura y administración.

Ambas dependencias acordaron, además, la creación de una Unidad de Articulación Interministerial con competencia para la gestión, el monitoreo y la evaluación de las acciones que se desarrollen en el marco del convenio firmado.

Junto a Alak y Sileoni estuvieron esta mañana el director Nacional del Servicio Penitenciario Federal, Alejandro Marambio; el director de Régimen Correccional, Raúl Flores, y la coordinadora del Programa de Educación en Contexto de Encierro, María Isabel Ribet.

http://www.prensa.argentina.ar/2010/09/17/11931-la-matricula-educativa-crecio-en-las-carceles-casi-un-300-por-ciento.php

No hay comentarios: