miércoles, 15 de septiembre de 2010

Firma rosarina fabricará monitores en Tierra del Fuego

Monitar, empresa controlada por Air Computers, desarrollará 40.000 pantallas cromáticas en Río Grande. El proyecto demandará una inversión de $10,4 M

La empresa Monitar, que actualmente pertenece a la tradicional firma rosarina Air Computers, fabricará 40.000 monitores cromáticos en Río Grande, Tierra del Fuego, con una inversión de $10,4 millones.

Air, que es propiedad de la familia Airoldi, compró la empresa tres años después de que esta se inscribiera en el registro de nuevos productores de Tierra del Fuego, instrumento que abrió el ex presidente Néstor Kirchner en 2003 con cierre en 2005.

Finalmente, la compañía recibió a fines de agosto la aprobación del proyecto. Sobre este tema, Sergio Airoldi, presidente de Air Computers, informó que los monitores de LCD saldrán con la marca CX, etiqueta que la compañía ya usa para computadoras de escritorio, notebooks y periféricos.

Según publica El Cronista, Airoldi señaló que negocia con otras empresas que no están presentes en Tierra del Fuego para usar sus marcas y anticipó asimismo que pidieron una ampliación del proyecto original para incluir también notebooks, pero que aún el Gobierno no se expidió al respecto.

En tanto, el Ministerio de Industria informó que autorizó a la también histórica del continente BGH a ensamblar computadoras portátiles –notebooks y netbooks–, en Río Grande, con un máximo de hasta 990.000 unidades y una inversión de $22 millones, consigna el matutino.

La compañía creada por la familia Garfunkel ya había desembolsado $130 millones en su planta. Se suma así a Newsan, cuyo plan de producción es de 210.000 equipos por año, con un desembolso de $26 millones.

Será el primer año en que se produzcan portátiles en la isla, destaca el diario porteño. De hecho, fueron los únicos productos electrónicos que quedaron afuera del bautizado por la industria como “impuestazo tecnológico”. Es decir, el nuevo tratamiento impositivo que rige para los aparatos importados o fabricados en el continente, establecido a través de la ley 26.539 y los decretos complementarios 259/09 y 2111/09.

Pese a que originalmente habían sido excluidos del portafolio de modelos que pueden ensamblarse en Tierra del Fuego, este año se las incorporó por el plan nacional de dotar a los estudiantes argentinos de computadoras portátiles para complementar su educación formal, inspirado en el proyecto internacional “una laptop por niño” presentado por Nicholas Negroponte a nivel mundial en 2005.


No hay comentarios: