viernes, 6 de agosto de 2010

La economía argentina crecerá más que el promedio de la región

La economía argentina crecerá este año un 6,5%, superando el promedio de la región, que alcanzará el 5,2%, según las proyecciones del equipo de Research del banco BBV

La economía argentina, en crecimiento

La economía argentina crecerá este año un 6,5%, superando el promedio de la región, que alcanzará el 5,2%, según las proyecciones del equipo de Research del banco BBVA.

De acuerdo con el informe “Situación Latinoamérica”, presentado ayer por el economista jefe para América del Sur, Joaquín Vial, el crecimiento económico de los países latinoamericanos se está acelerando más rápido de lo esperado, impulsado fundamentalmente por el fuerte incremento del consumo y la inversión, por lo que la entidad decidió revisar al alza sus estimaciones para 2010.

Vial destacó que casi todos los integrantes de la región consiguieron en el primer semestre del año superar los niveles de crecimiento previos a la crisis, cuyo impacto sobre estas tierras resultó ser limitado y transitorio.

Las naciones que están liderando el empuje de la región son Brasil, que se prevé que en 2010 crezca 6,9%; Perú, que avanzaría este año 6,8%, y la Argentina, que incrementaría su PIB un 6,5 por ciento.

La resistencia latinoamericana está sostenida por el aumento de la demanda interna, que fue respondiendo a los estímulos fiscales y monetarios y logró ya rebasar las marcas anteriores a la caída de Lehman Brothers.

La firmeza mostrada por la región, junto con el mejor clima de receptividad y los altos precios de las materias primas, alentó la llegada de fuertes flujos de capital desde el exterior en el último tiempo, según indicó el BBVA.

Asimismo, la aceleración del crecimiento del PIB y el incremento en el valor de los commodities impactó de forma positiva en los ingresos tributarios de los países latinoamericanos. “La combinación de más crecimiento y materias primas más altas se refleja en déficits fiscales más pequeños”, señaló Vidal.

El estudio afirma que, en este sentido, la Argentina consiguió un alivio adicional debido al 66% de aceptación de los holdouts al canje de deuda, aunque su acceso a los mercados externos depende aún de la resolución de temas pendientes como el arreglo con el Club de París y la aceptación de las revisiones del Fondo Monetario Internacional.

Consultado por este diario acerca de la reestructuración de deuda llevada a cabo recientemente por el Gobierno y la posibilidad de que el país se reinserte en los mercados voluntarios, Vidal afirmó: “Argentina tuvo mucha mala suerte, estaba embarcada en un proceso de reabrirse a los mercados internacionales con el canje cuando se produjo todo el fenómeno de crisis en Europa, por lo que tuvieron que demorar el cierre de la operación y no se pudo lograr todo lo que se esperaba”.

“Si las turbulencias regresan, a la Argentina le va a costar más reabrirse a un precio razonable”, agregó.

Contracara. El informe del BBVA advierte que la contracara de este proceso de crecimientos que está experimentando América Latina es el riesgo de que el excesivo aumento de la demanda interna genere una fuerte presión sobre las monedas, obligando a los bancos centrales a apresurar el ritmo en el que actualizan sus políticas monetarias, e incrementando los riesgos de que la inflación se dispare.

Según Vidal, éste es un tema muy importante para la Argentina, donde el Banco Central se encuentra interviniendo con fuerza para neutralizar el impacto de la presión sobre el tipo de cambio.

Fuente: El Argentino.

http://www.argentina.ar/_es/economia-y-negocios/C4286-la-economia-argentina-crecera-mas-que-el-promedio-de-la-region.php

No hay comentarios: