jueves, 19 de agosto de 2010

Innovar 2010; un récord de proyectos

La convocatoria de esta edición registró un récord de proyectos: más de 3 mil propuestas emprendedoras y novedosas para mejorar la calidad de vida de la población.



Un solmáforo, una computadora personal para adultos mayores, una bicicleta sin pedales para los más niños, y el denominado “hand secure” (el primer equipo a nivel mundial que puede restringir el ingreso o salida de lugares a quienes no se hayan lavado correctamente las manos), son algunos de los 3378 proyectos que se presentaron al 6º Concurso Nacional de Innovaciones, Innovar, que estableció un nuevo récord al superar la cifra histórica de 2630 trabajos del año pasado.

Las obras, recibidas de todo el país, competirán por 630 mil pesos en premios. Las 800 seleccionadas tendrán un lugar en el catálogo y la Mega Exposición de Innovar del Bicentenario, en noviembre, donde habrá 70 premiados en 9 categorías, y el logro mayor será de $ 50 mil.

“En 2005 tuvimos 1200 proyectos, pero hicimos una exposición muy chiquita porque la calidad era mala, una onda muy ‘concurso de ideas’. Después entramos a comunicar qué era lo que queríamos, y pudimos mostrar 200 proyectos, sobre 1400”, indicó a Tiempo Argentino Pablo Sierra, coordinador general de Innovar, que depende del Ministerio de Ciencia y Tecnología. La cantidad de trabajos de calidad pasó de un 3% en 2005 a un 23% este año, donde se destacan los proyectos en áreas como salud, electromedicina, medio ambiente, seguridad vial y agro.

Según Sierra, los cuatro conceptos clave para la elección son: el grado de novedad, la viabilidad económica, el grado de desarrollo tecnológico, y el perfil del emprendedor. Los proyectos con mayor posibilidad de éxito, usualmente, no surgen de un nuevo invento, más bien son resultado de una pequeña mejora del existente. Para Sierra “ya no es la historia de ‘qué inventaste de loco’, es más, la gente no usa un invento, no quieren salir a la calle disfrazados, o usar una lapicera estrafalaria, sino disponer de un teléfono mejor”.

Lo complejo de la innovación es el proceso necesario para que la sociedad incorpore eso nuevo, algo que la mayoría de las veces no ocurre por falla de la comunicación o exceso de tecnicismo. “Hay millones de inventos patentados que no llegan a convertirse en producto”, señalaron desde Innovar.
La mayoría se enfrenta al problema de conseguir fondos para equipamiento o capital de trabajo, y la falta de asistencia en decisiones comerciales y de recursos humanos capacitados. Para contrarrestar esta situación, Innovar dará a 100 participantes un informe detallado de qué situación se encuentran.
Leonardo Sarra es diseñador industrial, y ya ganó en 2007 por un barrilete recreativo para niños que al guardarse funcionaba como juguete. Este año presenta el “Sofá Poncho”, que triunfó en un concurso iberoamericano el año pasado y en dos meses será expuesto en la Feria 100 por ciento Diseño en Londres, una de las más importantes del mundo. Lo exportará una empresa, a cambio del 5% de las regalías. “Es esencial el factor de comercialización, ponerse en el lugar del inversor y agregarle el concepto de lo lúdico, que haya empatía con el cliente”. El 90% de las innovaciones son pequeñas mejoras sobre los productos que ya existen, impulsadas por las mismas empresas fabricantes. “Un concurso como Innovar sirve porque pone una cantidad enorme de prototipos al contacto con el público, si eso funciona en seguida alguien del mercado lo va a tomar”, sintetizó Sierra, y concluyó: “Nadie consume inventos, no hay que inventar la rueda, lo que se consumen son productos.”

La Expo Innovar se realizará en la Ciudad de Buenos Aires. Además de la exhibición de los trabajos seleccionados, y de productos de ediciones anteriores, contará con un espacio dedicado a robots argentinos. Cien ejemplares participarán de carreras y campeonatos. Este año se asocia, además, el Premio Iberoamericano al Emprendimiento y la Innovación con entrega en efectivo de más de 100 mil euros para los proyectos y empresas lideradas por jóvenes menores de 35 años que han sido finalistas en Innovar 2009, entre los que figura una tela repelente de mosquitos desarrollada por investigadores del INTI, y otros de egresados de UTN y UBA.

La aparición de cada vez más innovadores en el país quedó ratificada en un relevamiento reciente del Global Entrepreneurship Monitor, donde la Argentina ascendió al puesto 15 de las naciones con mayores tasas de emprendedorismo.

La convocatoria
Este año, además, Innovar incorpora el Premio Iberoamericano al Emprendimiento y la Innovación. Sus categorías son: Proyectos innovadores, con planes de negocios para la constitución de una empresa que explote comercialmente el proyecto y Empresas innovadoras, destinado a compañías que tengan una antigüedad de tres años. Los temas para ambas categorías incluyen Tecnología, Productos y Servicios, Procesos de Gestión y Emprendimientos Sociales y Ambientales.

Para la selección se tuvo en cuenta la contribución a la competitividad internacional del país, al desarrollo local y regional y la responsabilidad social y ambiental de los productos y servicios. El monto total para ambas categorías será de 80.000 euros.

El concurso da reconocimiento, respaldo financiero y de gestión a proyectos y empresas lideradas por jóvenes menores de 35 años que lleguen a la instancia de Exposición Innovar 2010. También cuenta con servicios de asesoría, obtención de financiamiento, gestión de empresas y becas de estudio.

Las categorías para este año son: Producto Innovador, Diseño Industrial, Diseño Gráfico, Investigación Aplicada, Innovaciones en el Agro, Concepto Innovador, Tecnologías para el Desarrollo Social e INET(destinada a estudiantes de escuelas técnicas).

Los interesados pudieron inscribirse únicamente a través de la página web del concurso, www.innovar.gov.ar, hasta el 16 de julio.

No hay comentarios: