lunes, 30 de agosto de 2010

Empresas argentinas se suman al incipiente mercado local de los GPS

En el último año los navegadores multimedia o GPS se convirtieron en productos altamente demandados en la argentina. En un mercado ampliamente dominado por equipos importados, algunas empresas locales comienzan a meterse en este incipiente negocio.

En la Argentina se calcula que cerca de 9 millones de automóviles transitan diariamente en todo el país, lo cual se traduce en un mercado altamente atractivo para los fabricantes de dispositivos de navegación satelital o GPS.

Por ello, según las cadenas de electrónica la venta de estos productos se incrementa día a día, convirtiéndose en uno de los artículos más solicitados de los últimos meses llegando a subas del 90% en el último año.

Sin embargo, hasta no hace mucho tiempo, los únicos GPS existentes en el mercado local eran importados. Aunque aún son pocos, los fabricantes argentinos comenzaron a incursionar en este segmento a medida que avanza la demanda que está centralizada tanto en automovilistas particulares, como en empresas de logística, taxistas y hasta turistas extranjeros que visitan el país.

Los primeros dispositivos argentinos en salir a competir fueron los producidos por Stromberg Carlson, Admiral y X-View y recientemente se sumó un nuevo jugador que promete salir a pelearle el negocio a los importados.

Se trata de la empresa Epsilon, recién lanzada, que con una inversión de $250.000 posee una oferta que está compuesta por el momento sólo por dos modelos. Sin embargo, la firma busca afianzarse en el negocio a través de una nueva categoría de navegadores que incluye funcionalidades que los hace diferentes de un GPS regular.

Los navegadores multimedia Epsilon, además de contar con la clásica función de navegación satelital a través de una cartografía en 2D y 3D con puntos de interés indexados, tienen la posibilidad de reproducir música en varios formatos, fotos, videos e incluso leer eBooks desde una tarjeta de memoria.

“Queremos aportar valor agregado para los automovilistas argentinos y no tener el típico GPS con un número limitado de mapas y funciones”, explica Ramiro Reyes, socio gerente de Epsilon. “Para ello hacemos especial hincapié en la inclusión de cartografía más extensa que los equipos tradicionales por lo que nuestros GPS poseen cuatro veces más metros cuadrados de mapas que un artículo importado.”

Asimismo, la firma se encuentra desarrollando un sistema de rastreo satelital que pueda utilizarse en caso de robo del automóvil, así como la inclusión de un sistema que dé cuenta del estado del tránsito en todo el país.

“Nos encontramos negociando con algunos entes estatales para poder desarrollar estos nuevos servicios ya que para ello se necesita instalar un servicio de frecuencia modulada, algo que no está permitido por el momento”, dice Reyes.

Para meterse de lleno en este mercado, la firma local se encuentra negociando con concesionarias y fabricantes de automóviles de modo tal de poder equipar los vehículos salientes con los GPS de Epsilon.

Mercado. Durante el año pasado, según los registros de la Aduana, se importaron 7.503 equipos GPS, lo cual casi duplica los 4.324 ingresados en el 2008. De ese total la oferta de marcas creció un 65%; “a las nueve marcas ofrecidas en julio se sumaron otras seis”, de acuerdo con la consultora IFR Monitoring. Es así que actualmente se pueden encontrar marcas como Garmin, Nuvi, Tom Tom, Zumo, Kenwood, GPSMap, Noblex, Motorola y Delphi, entre otras, a las que se suman las nacionales.

En materia de precios, los equipos que sólo soportan cartografía inteligente arrancan desde los $800, mientras que los más sofisticados pueden llegar a cotizar a un precio cercano a los 3.500 pesos.

No hay comentarios: