jueves, 19 de agosto de 2010

Argentina es el principal productor y exportador de jugos de uva y limón

En la industria juguera argentina existe una importante producción vinculada con dos circuitos frutícolas muy diferentes, el de cítricos con epicentro en Tucumán, y el de peras y manzanas, cuyo núcleo se encuentra en la Norpatagonia






La última semana de julio se realizó en Buenos Aires el Congreso Latin America Juice, en el que se pudieron escuchar las exposiciones de quince especialistas en la producción y los mercados de jugos de frutas del continente. Entre ellos, resulta interesante destacar lo expuesto para la industria juguera argentina, donde existe una importante producción vinculada con dos circuitos frutícolas muy difrerentes, el de cítricos con epicentro en Tucumán, y el de peras y manzanas, cuyo núcleo se encuentra en la Norpatagonia. También hay un circuito incipiente ligado a los berries.

La industria del limón registra actualmente precios muy elevados para su producto final ante la falta de materia prima, mientras que la de cranberry se enfrenta a la situación inversa. Pero a pesar de esto se presentaron algunas características comunes: la importancia de disponer de suficiente materia prima, la baja incidencia de la mano de obra, la necesidad de tener las industrias cerca de la zona de producción, la globalización de la industria y la consiguiente dependencia de la industria local con lo que pasa en otras regiones.

Francisco Prado, titular de la firma Jugos del Sur, detalló que en manzanas y peras Sudamérica industrializa el 8 por ciento del total mundial. Dado que exporta la mayor parte, adquiere mayor importancia en el comercio, aportando en manzana el 12 por ciento del total mundial. A pesar de que en volumen su incidencia no es tan grande, cumple un rol clave en la industria del jugo de manzanas y peras, una industria totalmente dominada a nivel mundial por China, que a su vez es el principal productor de manzanas del mundo. En este marco la región es prácticamente la única alternativa de cierta importancia en el comercio global. Además es la principal fuente de jugo de calidad, lo que contrasta con el producto chino, que si bien mejoró en los últimos años, todavía conserva problemas de baja acidez.

Agustina Fabio, de Cepas Argentinas, resaltó que el país es el principal productor y exportador mundial de jugo de uva. En el 2009 participó en un tercio del comercio mundial. No obstante, en los últimos años el negocio del jugo de uva se contrajo marcadamente cayendo tanto la producción, como las exportaciones. Ello se debió al achicamiento del mercado y a la ganancia de competitividad de otros países, los que ocuparon parte del segmento que antes abastecía Argentina. Entre las razones que explican este proceso se destacan: los bajos precios del jugo de manzana, que compite en las mezclas con el de uva, el atractivo negocio del vino, que absorbe parte de esta materia prima y la citada caída de la competitividad argentina.

También en caso del jugo de limón, Argentina es el principal productor y exportador mundial. Fernando Seoane, de la firma San Miguel, diferenció el jugo de limón de los otros jugos de frutas debido a que su concentración dentro de las bebidas es muy baja (en general, 5 por ciento); por lo cual, es más un ingrediente que un componente principal. Esto determina que resulte menos sensible a cambios de precios que otros jugos de frutas. En los últimos años aumentó su demanda al incrementarse el consumo de bebidas que lo contienen. Las gaseosas son una de las principales industrias que lo requieren. Por otro lado, la oferta de jugo de limón es actualmente muy reducida, dado que la producción de esta fruta fue seriamente afectada por problemas climáticos. Esto llevó a que los precios del jugo de limón se incrementaran marcadamente y registren niveles históricamente elevados

http://www.argentina.ar/_es/economia-y-negocios/C4392-argentina-principal-productor-y-exportador-de-jugos-de-uva-y-limon.php