domingo, 29 de agosto de 2010

Construyen en Santa Fe la primera embarcación del país que funciona a energía solar

Un catamarán que funciona a energía solar, navega a una velocidad de 6 nudos/hora y transporta hasta 170 kilogramos de peso, fue diseñado y construido por un inventor de la localidad santafesina de San Lorenzo, y es la primera embarcación en su tipo del país que circula por el río Paraná sin contaminar el medio ambiente.



Hugo Lucero

La novedosa embarcación de disposición multicasco o catamarán que se utiliza para navegación deportiva y recreativa en diferentes espejos de agua "es impulsada por un motor eléctrico alimentado por módulos fotovoltaicos que son los encargados de transformar la energía lumínica del sol en energía eléctrica”, contó a Télam su inventor, Lucas Hazzi.

El catamarán ecológico, bautizado como "Sun" (sol en inglés), mide 5,07 metros de eslora, por 1,9 m de manga, y tiene una autonomía de 24 horas, según capacidad de las baterías.

Su estructura es de plástico reforzado con fibra de vidrio, desarrolla una velocidad final de 6 nudos/hora (unos 10 kilómetros por hora), y puede transportar hasta 170 kilogramos de peso.

Lucas Hazzi, que es músico, concertista, docente y un estudioso de la energía solar, dijo que tardó algo más de tres años en construir la embarcación.

"Hace siete años que vengo investigando las energías renovables no contaminantes y por eso desarrollé esta embarcación propulsada por un motor eléctrico alimentado por 10 módulos fotovoltaicos, los cuales generan energía y la almacenan en un acumulador electroquímico", contó.

El motor luego transforma la energía eléctrica en mecánica que hace girar la hélice produciendo el empuje necesario para el desplazamiento de la nave.

El catamarán tiene 2 cascos simétricos de alto rendimiento hidrodinámico, unidos por 2 tubos transversales de aluminio fijados a los cascos por abrazaderas, y una plataforma central o barquilla que es utilizada para llevar al timonel, un ocupante u objetos de necesidad a bordo.

Hazzi dijo que su idea de construir la embarcación está asociada a la particular geografía de la región.

"Quería inventar algo para poder navegar por los diferentes espejos de agua de la zona sin producir impacto ambiental alguno”.

"Por eso me dediqué a investigar el potencial energético del sol, puntualmente al estudio de la energía fotovoltaica y su aplicación en diversas áreas”, contó el inventor, quien en sintonía con su defensa del medio ambiente y el estudio de otras alternativas energéticas, navegó desde el año 1989 hasta la fecha solo en embarcaciones a vela.

El inventor santafesino, integrante de la ONG Asociación Civil Emprendedores de San Lorenzo, contó que su idea es continuar con el estudio, desarrollo y construcción de otros proyectos sobre energías renovables, como un generador hidráulico (extrae energía del río), y la moto eléctrica que actualmente se encuentra en etapa de finalización.

También anticipó que pronto iniciará el desarrollo de "un proyecto de embarcación híbrida (eólico-solar), de mayor magnitud con objetivos turísticos, con la finalidad de generar futuros puestos de trabajo”.

En ese contexto, Hazzi manifestó que "como ecologista, tengo la responsabilidad social de concientizar y encaminar a la humanidad hacia el cuidado, conservación y respeto al medio ambiente, esencial para nuestra vida y la de las generaciones futuras”.

Ese compromiso lo terminó de afianzar durante un curso de Responsabilidad Social Empresaria (RSE), a través del cual, Hazzi dijo que "uno toma conciencia de la magnitud del impacto ambiental que estamos produciendo, irreversible y con resultados cada vez más catastróficos.

En el futuro será imposible habitar un planeta en esas condiciones climáticas”, advirtió. El 20 de julio último, el catamarán "Sun" fue presentado en la 1ra exposición Emprendedores del Bicentenario 2010, realizada en San Lorenzo.

El "Sun", además ya fue probado con éxito en aguas del río Paraná, donde resistió olas de casi un metro y medio de altura.

La nave tiene además una notable particularidad: "Nunca se hunde, ya que al tener un casco paralelo al otro se mantiene a flote”, explicó su inventor.

El invento de Hazzi ya fue declarado de "Interés Municipal" en San Lorenzo, y pronto el gobierno de Santa Fe, también lo declarará de "Interés Provincial".

No hay comentarios: