jueves, 26 de agosto de 2010

El ministro Boudou aseguró que las condiciones "macroeconómicas de la Argentina son sólidas"

El ministro de Economía, Amado Boudou, destacó hoy la solidez macroeconómica del país y afirmó que la etapa que se viene "se llama inversión", al disertar esta mañana en la Conferencia "Argentina: Perspectivas económicas y políticas", organizada conjuntamente por la Cámara Argentina de Comercio y el Consejo de las Américas.


Boudou aseguró también que "está dispuesto" a ir al Senado de la Nación para dar "todas las explicaciones necesarias", respecto de la inconveniencia de acompañar la puesta en marcha del 82 por ciento móvil que se aprobó en la Cámara Diputados.

"Esperamos que en el Senado haya la responsabilidad que no hubo en la Cámara de Diputados, si hace falta vamos a ir a dar todas las explicaciones para demostrar que el Gobierno está haciendo un gran esfuerzo para los jubilados, tenemos la conciencia tranquila de haber sido los que más hicimos por ellos", señaló Boudou.

Durante su disertación en la conferencia del Consejo de las Américas, Boudou señaló que "la etapa que viene se llama inversión" y, a modo de ejemplo, recordó que el Gobierno ha lanzado recientemente créditos a tasas fijas de un dígito.

El ministro aprovechó la oportunidad para realizar una defensa de los logros que se obtuvieron en materia económica, durante los gobiernos de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner.

"Estamos convencidos de que las condiciones macroecómicas de la República Argentina son sólidas, que cuando salgamos a hacer una emisión de deuda, si es que lo hacemos, será para marcar una tasa de interés más baja y no por una necesidad fiscal", indicó el jefe de la cartera de Hacienda.

Boudou resaltó que lo "significativo" del modelo económico pasa por los "siete años consecutivos con superávit fiscal y comercial, con acumulación de reservas, que pasaron de 8.000 a más de 50.300 millones de dólares" "Ha habido en estos siete años -agregó- un proyecto que no ha improvisado, que ha tenido claro los hilos conductores, con creatividad para enfrentar distintos escenarios internacionales", explicó Boudou.

En cuanto al efecto de los derechos de exportación, subrayó que "este modelo, con tipo de cambio competitivo y retenciones para todos los sectores, ha permitido, entre otras cosas, tener récord de producción agropecuaria y automotriz, terminando así con la antonomía campo o industria".

También "nos hemos ocupado de solucionar problemas, como lo de la deuda, y es bueno recordar que al tercer día de nuestro road show (gira de presentación) estalló la crisis de Grecia, con fuertes problemas en otras economías europeas, y sin embargo llegamos a una adhesión superior al 92 por ciento entre las dos etapas del canje".

Respecto del clima de negocios, Boudou señaló que "debe cuidar las condiciones macroeconómicas de la inversón y, paradójicamente, quienes fueron poco cuidadosos con el superávit fiscal ahora quieren sacarle recursos al Estado".

"La economía está bien y esto no es casualidad ni viento de cola, aunque también en cierto que es más lo que nos falta que lo que hemos hecho", concluyó el ministro de Economía.


http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=196532&id=373357&dis=1&sec=1



El Ministerio de Economía pronosticó un crecimiento del 8 por ciento del pbi para este año

El ministro de Economía, Amado Boudou, pronosticó que este año el crecimiento económico del país será "superior al ocho por ciento" del PBI con "mantenimiento" del trabajo y del consumo.

Al hablar en la ceremonia inaugural de las Séptimas Jornadas del Supermercadismo y la Novena muestra del Sial Mercosur en el complejo Costa Salguero, el ministro anticipó que el superávit fiscal del corriente año será del 1,4 por ciento gracias a la "racionalidad" de la actual administración.

Resaltó que las reservas del Banco Central este año marcaron la cifra récord de 51.084 millones de dólares y que éstas no se vieron afectadas en demasía tras la decisión del Gobierno de utilizarlas para el pago de compromisos previstos para el corriente año.

Tras reconocer que el crecimiento económico "genera tensiones" que a veces se vuelcan en el comercio de consumo masivo a través de inconvenientes con el abastecimiento o los precios, pidió la "colaboración" del sector supermercadista para superar esas situaciones.

El ministro celebró que la actual administración haya podido "atravesar satisfactoriamente" la crisis internacional que se desató en el 2008, que por encontrar a la Argentina fuera de los mercados le permitió "desarrollar su mercado interno".

Boudou destacó el "sostenimiento del empleo y su acrecentamiento" en la Argentina lo que sumado al aumento del consumo, harán que el país termine el año con un crecimiento "superior al ocho por ciento del PBI".

Reiteró sus críticas al pedido de la oposición de que se otorgue jubilaciones del 82 por ciento móvil y dijo que eso "no se puede". "Avanzamos con lo que podemos avanzar", enfatizó.

Destacó la importancia de la asignación universal por hijo desde el punto de vista "social y económico" que posibilita "el aumento de un punto del PBI para este año".

Reconoció que los "talones de aquiles" de la política económica argentina eran su nivel de endeudamiento y el cuello de botella del tipo de cambio y resaltó que mediante el canje de deuda "bajamos el nivel de endeudamiento", al tiempo que el tipo de cambio se mantiene en niveles estables.

Recordó la crisis del verano último cuando el Gobierno decidió pagar deuda con reservas del Banco Central, cuando "lo pasamos mal" en lo político e institucional, según reconoció.

Pero tras siete meses de tomar esa medida, y de pagar deuda por 4.100 millones de dólares, el banco obtuvo cifras récord de reservas de 51.084 millones de dólares, monto que en la actualidad se encuentra en 50.309 millones de dólares.

Por último recordó a las pymes supermercadistas la existencia de créditos a una tasa del 9,9 por ciento a tasa fija a cinco años, que suman una disponibilidad de 6 mil millones de pesos "de aquí a fin de año, para que la utilicen".


No hay comentarios: