miércoles, 16 de febrero de 2011

Las ventas de e-books en 2011 ya se incrementaron un 220%

Lo anunció una de las compañías del rubro más importante de España. Y la cadena de librerías Borders cerró cientos de sucursales.

A dos años del lanzamiento de Kindle, el reproductor de libros digitales ideado por Amazon que prometía la extinción de los libros tradicionales, las profecías referidas a la desaparición del libro tradicional no se cumplían. Pero la cosa cambió: los apocalípticos de siempre tienen ahora reales motivos de esperanza.

Según informa una de las compañías de venta de libros electrónicos más importantes de España, , las ventas del libro digital finalmente despegaron: comparadas con el año pasado, las ventas de e-books se dispararon en 2011 un 220%. Y a la hora de las explicaciones del fenómeno, en la cadena opinaron que fue determinante el fervor planetario por el iPad de Apple, y el abaratamiento de dispositivos y soportes similares. Además de una notable ampliación de los catálogos. El fin se anuncia también por otros medios.

La cadena de librerías Borders, una de las más famosas de los Estados Unidos, apenas más popular y menos snob que Barnes & Noble, acaba de anunciar medidas de emergencia, de frente a una bancarrota que se muestra indetenible. “No podemos sobrevivir la nueva era digital”, confiaron los directivos de Borders. El programa de salvataje incluye el cierre de cientos de sucursales.

Los defensores del libro digital argumentan que no se trata sólo de un cambio cultural sustentado en una moda tecnológica.

Los libros electrónicos ganan carta de ciudadanía cultural pareciéndose todo lo que pueden a los viejos libros en papel. La pantalla se asemeja más a una página y la tinta electrónica permite una lectura “saludable” que no cansa la vista.

No hay comentarios: