miércoles, 26 de enero de 2011

El peso industrial argentino en el PIB es el más alto de la región

A lo largo de 2010 se esbozaron dos hechos importantes vinculados a las fábricas nacionales: por un lado, las Manufacturas de Origen Industrial (MOI) se constituyeron en el principal rubro exportador del país, al representar 35% de las ventas externas. Pero también ocurrió que se incrementó el peso de la industria con relación al PIB: según cálculos oficiales, su participación representa 18% del Producto, el porcentaje más alto de la región.

De acuerdo con datos difundidos por el Ministerio de Industria de la Nación, la participación del sector en el PIB en la Argentina es de 18 %, la más alta de la región por encima de Brasil y México, y superior a la de países como Estados Unidos (13%), Francia (12%) y España (11%).

Si bien se produjo una mejoría en los últimos años tras el proceso desindustrializador de los noventa, el desempeño de Argentina aún está lejos de los países que muestran un mayor peso de las manufacturas en su Producto.

Las naciones que tienen las tasas más elevadas son las asiáticas, que han concentrado la actividad manufacturera del mundo. Por ejemplo, algunos de ellas son China, (con una tasa que ronda el 34%), Indonesia (28%), Singapur y Vietnam (21%).

Además de incrementar su peso en el aparato productivo, la industria nacional tiene actualmente los desafíos de mejorar su integración -para paliar el déficit comercial e incrementar los puestos de trabajo- y aumentar su producción de bienes de capital. De lo contrario, será permanentemente esclava de su propio éxito, pues a medida que incrementa su producción más dependiente resulta de los insumos importados.

Por ahora, la integración local se está mejorando en algunos sectores -como el autopartista, de enorme crecimiento en los últimos años-. Pero poco se está haciendo para propiciar la fabricación de maquinarias y bienes de capital, una materia que los distintos actores -los sectores público y privado- vienen dejando aparentemente para más adelante

No hay comentarios: