lunes, 3 de enero de 2011

Los empresarios Argentinos esperan un 2011 con crecimiento en todos los sectores

Con una economía en crecimiento sostenido, los empresarios se preparan para hacer buenos negocios y seguir mirando con atención a Brasil, de cuya política macroeconómica dependerán muchas decisiones argentinas



El consumo seguirá creciendo durante el año al ritmo de la economìaLa industria automotriz proyecta crecimientoLa soja volverá a salvar al campoEl sector petrolero se prepara para vivir un 2011 con buenas gananciasEl consumo seguirá creciendo durante el año al ritmo de la economìaLa industria automotriz proyecta crecimiento
HORACIO RIGGI, Editor de Negocios, hriggi@cronista.com
El año pasado tuvo una ecuación positiva para el mundo empresarial en general, a pesar de la alta inflación y de la incertidumbre política que generó en su momento la muerte del ex presidente Néstor Kirchner.
El año que comienza no tiene por qué no tener inflación superior al 15%. Al menos, no hay ningún cálculo, salvo los oficiales, que contradigan esa cifra. Al mismo tiempo 2011 tiene como carta de presentación ser un año electoral, con todo lo que eso implica en la Argentina.
Sin embargo, los empresarios son optimistas sobre la economía y sobre sus negocios. Están convencidos que el contexto internacional no puede ser mejor. Según la visión predominante, el mundo sigue necesitando alimentos y la soja seguirá siendo la estrella. En este sentido, la única preocupación está centrada en la sequía que hoy vive el país porque disminuirá finalmente la cosecha del principal commodity exportable argentino. De todos modos, en el mercado creen que si bien la cosecha será menor, estará muy lejos de no ser redituable, tanto para los productores como también para el Gobierno que seguirá aprovechando las retenciones. Donde sí los hombres del campo ven un problema es en el trigo (representa menos del 10% del precio final del pan) porque al no estar liberadas las exportaciones –se habilitan por cupos– denuncian que no hay competencia entre la demanda de los molineros (mercado interno) y los exportadores.
Por otro lado, el sector industrial tiene mucho para ganar pero también tiene un alerta: un dólar casi planchado y una inflación elevada hace que los márgenes de competitividad por tipo de cambio disminuyan. El mayor riesgo de perder mercado lo tienen los fabricantes de bienes sensibles como se los llama a quienes producen muebles de madera, juguetes, o línea blanca. Sin embargo, en todos los casos, los industriales confían en las acciones que puede tomar el Gobierno llegado el caso de que la producción de alguno de estos productos corra riesgo.
Igual, los empresarios coinciden en que hay que mirar a Brasil, que estrenó el año con nueva presidente, más que al resto del mundo. La clave está en que el principal socio comercial de la Argentina sigue creciendo a tasas muy elevadas, y tal situación seguirá siendo un imán para la industria y sobre todo para la automotriz local, que tuvo fabricación, ventas y exportaciones récord en 2010 y que espera poder repetir lo mismo en 2011.
Otro punto destacado estará dado por el sector petrolero, que culminó el año complicado si se lo mira por la falta de combustibles, pero con buenos augurios para el año que comienza. El consumo, seguirá sostenido y se esperan ventas mayores a las registradas el año pasado.

http://www.cronista.com/negocios/Los-empresarios-esperan-un-2011-con-crecimiento-en-todos-los-sectores-20110103-0004.html

No hay comentarios: