viernes, 19 de agosto de 2011

El consumo local impulsa a la región

El trabajo señala que América Latina crecerá este año más de lo previsto “debido a sorpresas en el aumento de la demanda interna de la Argentina”. También dijo que el continente tiene “buen pie para resistir” la crisis global

Un trabajo del banco español BBVA que analiza las perspectivas de las economías de Latinoamérica destacó que mientras la demanda interna en países como Chile, Brasil y Perú tendrá este año importantes retrocesos, el consumo en la Argentina hará el camino inverso y se expandirá dos dígitos en los tres primeros trimestres. De esta manera, el trabajo concluye que América Latina crecerá un 4,8% en 2011, “por encima de lo esperado debido a sorpresas en el aumento de la demanda interna argentina”.


El trabajo “Situación Latinoamericana” lo presentó ayer en Santiago de Chile el economista jefe del BBVA para América del Sur, Joaquín Vidal, quien destacó que el continente se encuentra con “buen pie para resistir” un posible deterioro de la economía global. Vidal aclaró que las “turbulencias” de los últimos días, motivadas por la inestabilidad financiera en la Unión Europea y en Estados Unidos, si bien constituyen un factor de riesgo, se presentan ante una región latinoamericana “bien situada”, por lo que sus efectos serán “bien acotados”.


Según el BBVA, la región podría llegar a crecer al 4% en el período 2012-2013, aunque la perspectiva podría bajar hasta el 2,5% y el 3% si es que se profundiza la crisis de Europa. En este sentido, el informe los hace evidentes las diferencias entre la Argentina y los países de la región: el análisis detalla que la economía brasileña pasará de un crecimiento en su demanda interna del 10,3% en 2010 a menos de la mitad en 2011 (4,8%), mientras que Chile se desacelerará desde el 16,4% al 9,1%, y Perú verá descender sus cifras desde el 12,8% al 7,4%. Sin embargo, “en Argentina se prevén tasas de expansión de la demanda interna de dos dígitos en los tres primeros trimestres”. Los economistas del banco español destacan que entre los factores que han propiciado una caída en la demanda interna, Vidal destacó el aplazamiento del gasto durante la crisis, el paulatino aumento de los tipos de interés y las sucesivas medidas de restricción del crédito y la moderación del gasto fiscal, una situación que en Brasil y Chile se hizo de forma “explícita”.


En la otra esquina, la nota negra del informe la ponen Europa y los Estados Unidos. En ambas latitudes, el BBVA considera que las preocupaciones fiscales conllevan grandes desafíos para los responsables políticos. “Debido a que los problemas de solvencia no se han afrontado en su totalidad, la crisis de deuda soberana en los países periféricos europeos se ha intensificado con el riesgo de que pase a ser sistémica a medida que la presión del mercado se extiende más allá de Grecia, Portugal e Irlanda hacia España, Italia y, potencialmente, Bélgica”, explica el trabajo.

Vidal, el economista del BBVA, concluyó que “Latinoamérica es, probablemente, parte de la solución a los problemas más que alguien que contribuya a la crisis global”.

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: